4 grandes ideas para mejorar la salud de tus hijos y de toda la familia en 2018

Artículo realizado por el : Doctor Carlos Yarza Candina.

Todos los 31 de diciembre hacemos nuevas promesas:aprender  inglés, ir al gimnasio, apuntarse a clases de baile o de yoga..,bajar de peso, ..

Aquí les proponemos 4 ideas para ponerlas ya en práctica. ,para mejorar la salud de los niños y que, si se instauran con la suficiente fuerza, podrán perdurar toda la vida

 

  1. Menos pantallas

Cumplir este consejo favorecerá una probable reducción del sedentarismo y, por tanto, una mayor posibilidad de jugar, correr, saltar y hacer más actividad física. Pero, además, tendrán una oportunidad para dedicar el tiempo a la lectura, la pintura, la música o cualquier otra actividad donde la mente tenga un papel activo y creativo, no simplemente pasivo como sucede con la visualización de imágenes.

  1. Jugar y practicar deporte

Hacer deporte ,sin tener que federarse y competir (si no se desea )

-por debajo de los ocho años, la norma debería de consistir en propiciar el juego al aire libre, sin normas rígidas  Asimismo, no es conveniente practicar en exclusiva un deporte individual: animarlos a practicar deportes de equipo !!

-a  partir de los ocho, es conveniente enseñarles los valores de esfuerzo, coordinación, resistencia, concentración, autocontrol y compromiso. Así, se puede aprovechar para introducir los conceptos de labor de equipo, cooperación, victoria y derrota como sucesos reales que no deben alterar el estado de ánimo, y mucho menos obsesionarse con los resultados, o la propensión a las malas maneras y a la mala educación, como sucede por desgracia en el mundo adulto.

 

3 . Dormir más

Se ha verificado mediante estudios bien realizados la relación que existe entre el exceso de peso infantil y el menor tiempo de sueño, una realidad que se está produciendo en la infancia en los últimos años. Esta disminución en la duración del sueño infantil también se ha relacionado con la resistencia a la insulina , el sedentarismo y patrones dietéticos poco saludables .

Así, la reducción de la duración del sueño en niños -y, probablemente, también en adultos- se asoció con un mayor consumo de alimentos, en respuesta a la vista u olor de la comida u otros elementos externos como la publicidad. Además, los pequeños con menos horas de sueño consumieron alimentos de mayor densidad energética, más azúcares añadidos y bebidas endulzadas con azúcar, en comparación con los que dormían lo recomendado para su edad, sin acortar la duración del sueño.

 

4. Alimentarnos mejor

– Dejar de consumir productos hiperprocesados

Desterrar de la despensa productos ricos en azúcar, grasas de mala calidad y sal o minimizar su consumo, evitando la frecuente ingesta, prácticamente diaria, que tiene lugar en la sociedad. Esta propuesta se refiere a la bollería (incluyendo a las galletas), los aperitivos tipo patatas fritas y similares, embutidos, cremas chocolateadas, cereales y lácteos azucarados…

 – Tomar más frutas y verduras

La meta es que predominen en prácticamente todas las comidas. Es frecuente omitir la fruta en el desayuno y justificar esta ausencia diciendo que ya se la toma en el colegio, como si no se pudiera comer fruta dos veces en una mañana. El hecho de tener que pelar y cortar fruta supone una inversión de tiempo que en algunos casos no se asume por levantarse con el tiempo justo: el zumo, aunque sea natural y recién exprimido, no sustituye a la fruta.

Es fácil deducir cuál es la solución a este inconveniente: levantarse con el tiempo suficiente para desayunar en familia, con la fruta preparada de manera vistosa y fácil de comer, cuando estén los hijos a la mesa. El ejemplo arrastra más que las palabras, por lo que tienen que ser los padres los que comiencen a tomar fruta entera delante de ellos, a cualquier hora del día, sin presionar , como un hecho habitual en el que no es necesario hacer ningún énfasis especial.

Otro consejo muy útil es seguir las recomendaciones del plato de Harvard, en lugar de las que propone la tradicional pirámide . En ese plato se resumen una serie de consejos muy fáciles de interpretar, sin dar pie a frases ambiguas que después la industria copia e imprime en sus envases de aluminio (por ejemplo: “mis aperitivos fritos pueden formar parte de una dieta variada y equilibrada”).

Artículo realizado por el : Doctor Carlos Yarza Candina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *