RUTAS DE ARTE EN SANTIAGO DEL TEIDE

Es una sorpresa inesperada y agradable en este rincón de Tenerife, generalmente conocido por sus senderos naturales y la  extraordinaria belleza del Acantilado: es el Museo del Pescador con vistas a la Playa Chica en Puerto de Santiago. Pensado como un homenaje a las  actividades tradicionales de la zona desde la época de los Guanches, el Museo Pescador ha experimentado un momento importante de su historia en 2001, cuando de la amistad entre el alcalde Pancracio Socas y el reconocido artista francés Bernard Romain nació la idea de su renacimiento a través de una reforma tanto exterior como interior.

Entre 2002 y 2003 Romain, pintor conceptual, escultor y artista de Land Art, proyecta la fachada del Museo Pescador y la convierte en un extraordinario homenaje a la mar, al pescador y la tradición.                                                                                                                                      Una vidriera trapezoidal alargada en el medio de la fachada separa dos superficies cuyo revestimiento de azulejos en la parte inferior se  convierte subiendo en enlucido pintado, ambos en representación de  mar, olas y espuma, y finalmente, en la parte superior, en un relieve simulado: representa una pared a la izquierda y el costado de un buque pesquero a la derecha. A la izquierda hay una verdadera chalana  desde la cual la estatua de un pescador le pasa una caja llena de pescado a un hombre doblado en el muelle. A la derecha, la escultura de  otro pescador está balanceada sobre el borde de un pesquero fondeado. De la espuma hirviendo que ocupa la parte central de ambas  superficies emergen cuerpos de peces parecidos a extrañas gárgolas modernas dedicadas a una tradición local ahora desaparecida casi por completo.

Romain Bernard nació en Roanne en 1944 y desde 2000 vivió durante diez años en Tenerife y precisamente en el Municipio de Santiago  del Teide; aquí ha dejado huellas profundas y únicas de su paso a través de su amistad con los alcaldes  Socas y Gorrin. Con Gorrín  inauguró la Ruta de Arte en el centro del propio Santiago del Teide: ocho pinturas que simbolizan las siete Islas más San Borondón  que  todavía se pueden admirar a lo largo de la calle principal del Valle. En en Museo Pescador, que en la planta superior acoje una luminosa  sala de arte para exposiciones temporales, se encuentran también unos grandes y preciosos lienzos dejados por el pintor y los bocetos  sobre lámina de las ocho pinturas del Valle, lamentablemente abandonados en medio de pinturas anónimas carentes de valor y calidad:  si se valora, junto con la fachada podría constituir una gran riqueza artística y cultural para el municipio de Santiago del Teide.

En la planta baja se encuentra el verdadero Museo del Pescador, donde entre redes antiguas, barcos y diversos objetos pertenecientes a la cultura del mar y la pesca se puede descubrir las antiguas tradiciones a través de paneles con imágenes, mapas y textos preparados en  colaboración con la Universidad de la Laguna.

Después del entusiasmo que siguió a su reforma el museo ha vivido algunos años de intensa actividad, desgraciadamente seguidos por un rápido declive.

 

 

(Laura Carlino – EvocArte s.c. Sacado de ViviTenerife agosto 2018)

 

 

 

(Laura Carlino – EvocArte s.c. Sacado de ViviTenerife agosto 2018)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *