Los cinco mejores pilotos de la historia del WRC

  1. Sébastien Loeb

Sus nueve títulos, además logrados de manera consecutiva, lo dicen todo. Destrozó literalmente las estadísticas de los mitos de la especialidad hasta desbancarlos a todos de manera arrolladora manteniéndose mucho más que ninguno de ellos en la élite.

Como ilustración de su poderío basta decir que al final de la carrera dejó el listón en 78 victorias en pruebas de Campeonato del Mundo, nada menos que cuarenta más que su más inmediato perseguidor en este ránking.

  1. Carlos Sainz

Sainz es el vivo ejemplo de la tenacidad, la profesionalidad y el espíritu de superación. Debutó en el WRC con mentalidad ganadora y con la misma se mantuvo compitiendo hasta el final de su carrera. Pionero en demostrar que un mismo piloto podía ganar en diferentes superficies, Sainz se labró una gran reputación por su capacidad de ayudar en la evolución de los coches, llegando a ganar rallyes mundialistas con cuatro marcas diferentes, algo que muy pocos pilotos han logrado.

  1. Tommi Makinen

Solo Sébastien Loeb ha conseguido ganar más títulos que Makinen de manera consecutiva (4), lo que dice mucho de la huella dejada por el piloto finlandés en el WRC. De hecho, al margen de ambos, únicamente Juha Kankkunen fue capaz de conseguir cuatro coronas mundiales. Makinen nació en el seno de una familia de granjeros en Puupola (Finlandia), lo que le llevó a dar rienda suelta a sus primeros impulsos por los deportes del motor en la especialidad del ‘tractor pulling’, muy popular en el país nórdico. Su primer rallye lo corrió a la edad de 18 años y dos temporadas más tarde ya era Campeón de Finlandia.

  1. Juha Kankkunen

Fue el piloto de mayor éxito de la generación anterior a Carlos Sainz y el que dominó las estadísticas hasta la llegada del español al punto álgido de su carrera.. Se asomó al Mundial de la mano de Toyota, aunque su eclosión se produjo en mitad de la década de 1980 con Peugeot. Defendió su corona con éxito en Lancia al año siguiente, en la temporada del estreno del Grupo A como categoría máxima del WRC y empezó ahí una sucesión de idas y vueltas a Toyota y Lancia que le daría otros dos títulos.

  1. Marcus Gronholm

Uno de los cuatro pilotos en la historia del Mundial de Rallyes que han sumado dos títulos, el finlandés ha sido seguramente el rival de mayor enjundia al que se enfrentó Sébastien Loeb.Toyota había sido la marca que le abrió las puertas de la élite mundialista, aunque sería Peugeot, cuando decidió retornar al campeonato, el equipo que fichó a Gronholm para un programa completo, tras ganar cuatro veces el título nacional finlandés en Grupo A. En sus manos, el 206 WRC se convirtió en el coche a batir y fue con él con el que conquistó su primer rallye del WRC, Suecia 2000, su primer título, ese mismo año, y el segundo, dos años después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *